Operativos en cuarentena

Una abogada de Buenos Aires se negó a brindar información por ''secreto profesional'' y la obligaron a volver

Se trata de una pareja que quería ingresar a la localidad de Roldán. Desde Capital Federal los llaman “operativo caza-porteños” y es que las zonas más controladas fueron el peaje de General Lagos y la autopista a Buenos Aires, para evitar el acceso sin justificación.


Durante la tarde del sábado un operativo desplegado por efectivos del Comando Radioeléctrico de Roldán logró detener a una pareja que llegaba a la vecina localidad desde la ciudad de Avellaneda provincia de Buenos Aires junto a un hombre oriundo de Capital Federal.

La mujer se presentó como abogada federal aludiendo que necesitaba entrar a la ciudad para entrevistar a un cliente del cual no podía dar detalles por secreto profesional. Los efectivos policiales solicitaron la intervención del fiscal Dr. Ponce de Azat Gustavo en turno y a cargo del Covid19 quien ordena que no ingresen y se vuelvan a su provincia, en caso de no acatar se les notifique el cumplimiento de cuarentena en la ciudad de Roldán.

Así como llegaron, se fueron

Desde Capital Federal los llaman “operativo caza-porteños” y es que las zonas más controladas fueron el peaje de General Lagos y la autopista a Buenos Aires, para evitar el acceso de personas provenientes de la zona de mayor circulación de coronavirus sin justificativos.

Durante el transcurso del sábado ya son más de 70 vehículos a los que se le prohibió el ingreso a Rosario y ya son 300 desde el miércoles. Es que los operativos de control se hicieron más fuertes para impedir el ingreso de personas que no tengan autorización justificada.

Uno de los inspectores que coordinaba el control en el peaje de la autopista sostuvo que “la mayoría son de Buenos Aires los que intentaron ingresar y se tuvieron que pegar la vuelta”, dijo. Y precisó que “entre la madrugada y el mediodía de hoy hemos enviado de regreso a unos 30 vehículos”.

Además alertó que “hay otras personas de la provincia de Santa Fe que no pudieron pasar porque tenían permiso para reuniones afectivas, pero excedían el radio de 30 kilómetros entre el lugar de origen y el de destino”, contó.