EN BUENOS AIRES

Un rosarino, el mejor asador del país

Se trata de Marcelo Herrera. Junto a su compañero, se llevaron el trofeo más deseado.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 21 de agosto, 2017

Para los argentinos no hay nada mejor -y desafiante- que ser parte del Campeonato Federal del Asado. La avenida 9 de Julio se inundó hoy de aroma y los sentidos se agudizaron al extremo, mientras las cuchillas se afilaban desde temprano sobre la 9 de Julio, en pleno Microcentro porteño.

El despliegue fue como un ritual: armado de parrilla, selección de utensillos, y la magia del carbón. Hace tiempo que prender el fuego dejó de ser cosa de tontos. Menos que menos para estos 24 participantes de todo el país que compitieron hoy mano a mano para llevarse el título del mejor asador del país. El tránsito de la zona fue cortado desde temprano y el Obelisco se colmó de alegría y una inmensa nube de humo parrillero que lo rodeó para darle aroma y sabor a la tarde.

En esta segunda edición del Campeonato Federal del Asado, también estuvieron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. Los mismos se encargaron de recorrer carpa por carpa para degustar los sabores de la carnes argentinas al calor de las brasas. ¿El ganador? El rosarino Marcelo Herrera y su ayudante Javier Ramallo, quienes fueron muy elogiados por los funcionarios.

“Estoy muy emocionado. Esto es algo enorme para mí. Creo que recién mañana voy a caer en la cuenta de que le gané a 23 provincias”, expresó emocionado Herrera, de 42 años, quien aseguró haber llegado a Buenos Aires con “mucha fe de ganar”. Herrera es de Rosario y trabaja en gastronomía desde hace más de 27 años. Gracias a su profesión, viajó por distintos países de América Latina y Europa.

Con copa en mano y flashes que se disparaban desde todos los ángulos, el rosarino manifestó su pasión por la comida y agradeció a las decenas de personas que fueron parte de una tarde mágica.

“El Campeonato Federal del Asado es otra iniciativa de la Ciudad para estimular el turismo y la gastronomía, que emplean a más de 150.000 personas y son muchas veces el primer trabajo de los jóvenes. Estamos seguros de que Buenos Aires tiene todo para ser la Capital Gastronómica de Latinoamérica”, aseveró Santilli, vicejefe de Gobierno porteño.

El “Estadio del Asador”, ubicado en la Plaza de la República junto al Obelisco, fue el corazón del campeonato y el lugar donde los maestros asadores demostraron sus talentos. Hubo “colita de cuadril, tira de asado, vacío, chorizos y muchos cortes para todos los gustos.

Comentarios