NARCOTRÁFICO

Un presunto jefe narco declaró que hicieron "una vaquita" para coimear a la Brigada Antidrogas de Rosario

En un juicio oral llevado a cabo en en Tribunal Oral Federal 3, un joven acusado de liderar una banda narco en Rosario aseguró: "En un momento nosotros les tuvimos que dar plata para pintar la Brigada".


Un joven acusado de ser jefe de una banda narco con complicidad policial declaró este miércoles en el juicio oral que junto a otros vendedores de estupefacientes hicieron "una vaquita" para pintar "la Brigada" antidrogas de Rosario.

"En un momento nosotros les tuvimos que dar plata para pintar la Brigada", dijo Ignacio Actis Caporale, alias "Nacho" u "Ojitos", al declarar en la primera audiencia del debate a cargo del Tribunal Oral Federal 3 (TOF) rosarino.

Así se refirió a los policías de la brigada antinarcóticos, a quienes según sus dichos pagaban para trabajar sin ser perseguidos.

Caporale, que estuvo cuatro años prófugo, está acusado de liderar una banda que vendía drogas sintéticas en el centro de Rosario con presunta complicidad policial.

Al juicio oral también llegaron como acusados el exjefe de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) y ex Drogas Peligrosas, Alejandro Druetta; y el suboficial con paso por esa brigada, Juan "Tiburón" Delmastro, condenado por complicidad en el juicio a los cabecillas de la narcobanda "Los Monos" en 2018.

Caporales aseguró en su declaración de hoy que el vendía drogas para "mis jefes", los policías Druetta y Delmastro.

Durante la audiencia, el fiscal Federico Reynares le pasó una de las escuchas en la que habla con Cristian Campello, otro presunto distribuidor de drogas.

"Ojito" le dice que "ahora me junto con un amigo, viste que te comenté el otro día, por el laburo ese de pintura que tenemos que hacer, vamos a haber si lo hacemos hoy o mañana", a lo que Campello responde "dale, dale".

El fiscal le preguntó a qué se refería con esa frase y el acusado respondió: "Era para poner la plata para pintar la brigada de calle La Paz, que estábamos haciendo la vaquita entre todos."

En esa calle de Rosario funcionaba entonces, en 2012 cuando se produjeron los hechos, el área de Inteligencia Zona Sur de Drogas la Policía.

Caporale declaró que junto a otros distribuidores formaban "una cooperativa" y que eran provistos de los estupefacientes por los policías Druetta y Delmastro.

A su vez, los policías también están acusados de recibir información de los narcos para realizar procedimientos "positivos" de otros competidores, que les pedían sus superiores.

De acuerdo con la investigación, en al menos cinco causas iniciadas por Druetta, el dato de los detenidos era brindado por Caporale u otros miembros de "la cooperativa".

Mientras que la vivienda del presunto jefe narco fue allanada el 26 de septiembre de 2012 junto a otros domicilios, como el de su padre y otros sospechosos por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

En el departamento de "Ojito" la policía secuestró 3,1 kilos de cocaína, MDMA y muy poca marihuana, mientras que en los otros domicilios incautó 4 kilos y medio de marihuana, troqueles de LSD, 238 pastillas de éxtasis y otras drogas.

El día del allanamiento Caporale regresaba de un viaje con su novia a Colombia, pero fue puesto en aviso cuando hizo una escala en Lima, Perú, y se bajó del avión, para reingresar luego a la Argentina por un paso fronterizo terrestre.

En su declaración de hoy reveló que quien lo puso en aviso fue el policía Delmastro, al tiempo que contó que junto a su banda tenían una flota "internacional" de teléfonos Nextel, pero en Colombia no tenía señal.

"En Lima se me activa, me comunico con Delmastro y me dice que no me puede tirar nada porque están intervenidos ellos, pero que me vaya", relató.

x
Paladini flotante