un cambio rotundo

Un ex Casi Ángeles deja la actuación para comenzar su carrera como futbolista

Trabajó en diferentes tiras de televisión desde los siete años y ahora tiene la posibilidad de cumplir uno de sus mayores sueños.


Hace un tiempo, Stéfano de Gregorio jugó un partido de fútbol con sus amigos y con algunos deportistas profesionales. En ese mismo partido se encontraban además sus representantes, uno de ellos, empresario y mánager del ex Huracán Diego Mendoza, que le vio potencial y no dudó en preguntarle si estaba dispuesto a realizar pruebas en diferentes clubes de España.

“Me quedé pensando en esa idea toda la semana”, recuerda Yeyo, apodado desde chico a Teleshow. El actor llegó a Milán, Italia, en mayo pasado luego de haber decidido dar un radical cambio en su vida profesional y personal. En noviembre, ya estaba realizando nuevos hábitos, entrenar a diario, dejar de fumar y tomar alcohol, ordenar sus horarios e implementar una rutina alimenticia. “Me lo tomé muy en serio”, destaca. Su único objetivo era jugar al fútbol de manera profesional.

Además, reflexionó sobre su pasado como actor: “El actor no se va a dormir, voy a ser actor toda mi vida. Esta oportunidad, en cambio, no sé si se me va a volver a dar. Hay tantos chicos con un montón de talento que no tiene oportunidades y yo, jugando bien o mal, no quiero desaprovecharla. Si me llega a ir bien, buenísimo. Y si me va mal, lo voy a tomar como una experiencia increíble”.

Durante los primeros meses de agosto, Yeyo y su novia, la modelo Julieta García que viajó semanas antes para acompañarlo en sus proyectos, llegaron a la región Murcia en España y el actor tuvo su su primer día de entrenamiento en el CF Lorca Deportiva, club de la tercera división de ese país.

En ese club estuvo un mes a prueba mientras que en los últimos días, recibió la buena noticia de que desde la institución querían ficharlo para que se sumara al plantel profesional.

Pero por las dudas, tenía un plan B por si en Murcia no le iba bien. Y aunque en este caso sí rindió futbolísticamente, no pudo continuar allí por cuestiones de la ciudadanía y que el plantel no podía sumar más extranjeros debido al cupo. Su idea fue probar suerte en el club PE Sant Jordi de Ibiza. Allí, además de entrenar con un nuevo plantel y mostrar sus dotes deportivos, esperará su ciudadanía para que pueda ser fichado en el caso de que lo quieran contratar.

“Me estoy encontrando un Stéfano normal. Como trabajo en la televisión desde los seis años, no conocía a un pibe normal que era totalmente desconocido. Acá estoy viviendo una etapa en la que no me conoce nadie. Y está bueno porque me estoy encontrando cien por ciento conmigo mismo", cerró.

x
Paladini flotante