Elecciones en Chile

Triunfó Piñera, pero deberá ir al ballotage

Con el 73,8% de los votos escrutados, logra el 36,7% de los votos;  contra Guillier, que obtiene el 22,6%. 

Por Rosario Nuestro

domingo 19 de noviembre, 2017

Sebastián Piñera ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, pero habrá un ballottage, tal como se preveía. Con el 97,33 por ciento de los votos escrutados, el ex presidente Piñera encabezaba la primera vuelta, con 36,63 por ciento. Lo seguían el oficialista Alejandro Guillier con 22,66 por ciento de los votos y, mucho más cerca de lo previsto por los sondeos previos, Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, que obtenía un 20,33 por ciento de los sufragios.

Los sondeos quedaron así muy lejos de los números que salieron de las urnas. Ni Piñera alcanzó el 44 por ciento previsto hasta hace pocos días, ni Beatriz Sánchez quedó en un lejano tercer puesto con 8 por ciento de votos, como preveían todas las encuestas. Ahora, la situación para el ballottage se plantea mucho más competitiva: en lugar de ser una mera ratificación de Piñera, Guillier podría salir triunfador si suma los votos de Sánchez, más los de otros candidatos menores. Mientras ayer sólo se podía ganar por mayoría absoluta, es decir, con el 50 por ciento más un voto, en el ballottage del 17 de diciembre se triunfará por simple mayoría: el que salga primero será el nuevo presidente de Chile. La participación, en tanto, fue baja, como se preveía: apenas un 44,19 por ciento del padrón.

“Los chilenos vamos a tomar una decisión que va a afectar a nuestras vidas por muchas décadas”, dijo Piñera, de 67 años, tras emitir su voto en Santiago, donde le increparon algunos jóvenes. “Lo que está en juego es el bien del país”, dijo, por su parte, el senador Guillier, de 64 años, quien emitió su voto en Antofagasta (norte).

 

Piñera (2010-2014) se enfrentó hoy a una centroizquierda fragmentada, pero tendrá más dificultades en la segunda vuelta de diciembre, cuando es posible que estas fuerzas se unan para impedir la llegada de la derecha al poder.

El multimillonario empresario prometió impulsar la estancada economía chilena y revisar las emblemáticas reformas tributarias, educacional y laboral aprobadas durante el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

Comentarios