Tras la tragedia familiar

Triste adiós a una luchadora por los derechos de la niñez

Karina Duvnjac, la mujer que falleció este sábado en su casa de Italia 1400 era una defensora de los derechos de las infancias

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 11 de agosto, 2018

Karina Duvnjac, la mujer que falleció este sábado en su casa de Italia 1400 junto a su esposo y sus dos hijos, era una reconocida defensora de la niñez y de las familias adoptivas.

Karina Duvnjak, de 49 años, y Sergio Villamea, de 56 años, no sólo habían adoptados a sus dos hijos, una nena de 5 y un chico de 11, sino que eran integrantes activos de los grupos pro adopción y colaboradores permanentes de la Justicia de Familia local.

“No fue un escape de gas sino una mala combustión del calefón”

Ha fallecido Karina Duvnjac junto a su marido Sergio y sus dos pequeños hijos. Para quienes no los conocían fueron infatigables luchadores por los derechos de la niñez, por la adopción, por las familias adoptivas y por quienes postulan a ser padres adoptivos. La tristeza es enorme”, afirmó este sábado el camarista Marcelo Molina, ex juez de Familia.

“Para el fuero de familia , para todos los que trabajan en pos de los derechos de la niñez, es un golpe durísimo. Nuestro respeto por siempre, Karina. Muchísimas gracias por todo”.

También desde la Defensoria de Niñas, Niños y Adolescentes de Santa Fe, a cargo de Analia Colombo, expresaron su pesar: “Para quienes trabajamos en protección y promoción de derechos de niñez y adolescencia, el fallecimiento de Karina Duvnjak significa la pérdida de una enorme luchadora por los derechos de la niñez sin cuidados parentales y de las familias adoptivas o postulantes a la adopción”.

“Duvnjak era, junto a su esposo, integrante activa de los grupos pro adopción y colaboradora permanente de las instituciones que forman parte del Sistema de Protección Integral de la Infancia. Para la Defensoría, como órgano de control de políticas públicas destinadas a la infancia y la juventud, el fallecimiento de esta referente de los padres adoptivos y en espera es una gran pérdida”, señalaron.

“Por tanto, expresamos nuestro respeto por su labor y la tarea compartida con esta institución a lo largo de los años con el objetivo de priorizar el interés superior de niñas y niños”, añadió el comunicado de la Defensoría.

 

“No fue un escape de gas sino una mala combustión del calefón”

 

Comentarios