DESDE ESTE LUNES

Tras el nuevo DNU, Rosario deberá restringir las clases presenciales y el sector gastronómico

El decreto presidencial exige clases virtuales para las zonas de “alerta epidemiológica y sanitaria”. Los departamentos Rosario y San Lorenzo entran en esa categoría en la provincia.


La clasificación de los departamentos Rosario y San Lorenzo como zonas que se declararon en "alerta epidemiológica" por coronavirus implica la suspensión de clases presenciales, según lo establecido en el Decreto Nacional de Urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández

En las próximas horas, las autoridades provinciales comunicarán las modalidades en las próximas horas (se habla de la 7 de la tarde) y analizarán con representantes del gobierno nacional modalidades y condiciones. Sin embargo, desde este lunes quedaría suspendida la bimodalidad vigente en las escuelas para el regreso a la modalidad virtual, al menos en las localidades comprendidas por la categoría de mayor riesgo sanitario.

De acuerdo a lo adelantado por fuentes provinciales, la gestión santafesina apuesta a mantener la presencialidad lo máximo posible y suspenderían la presencialidad bimodal en los departamentos Rosario y San Lorenzo pero no en el resto de la provincia.

En tanto, desde el Ministerio de Educación sostuvieron que la provincia planteó desde un inicio mantener la presencialidad en todo el territorio ya que se ha vacunado al 98% de los docentes y se ha estructurado un sistema de burbujas reconocido por Nación.

Sin embargo, el DNU nacional asigna categorías según variables epidemiológicas y Rosario y San Lorenz. deberán adecuarse a esa normativa general.

Si bien el gobernador anunció el criterio de uniformidad en toda la provincia en los últimos anuncios, las nuevas categorías de Nación cambian el panorama.

Pero no solo serán las escuelas las que deberían cambiar su habitualidad al menos hasta el 21 de mayo. También se endurecerán las medidas para la gastronomía, los horarios comerciales, los shoppings y las actividades deportivas, culturales y religiosas en espacios cerrados.

En esa mesa de diálogo, provincia y Nación analizan aumentar las camas críticas en la ciudad de Rosario, lo máximo posible sobre lo ya anunciado desde el inicio de la pandemia. El plan es bajar el nivel de riesgo para que vuelva la presencialidad.

Fuentes provinciales adelantaron que si el índice propuesto por Nación baja, toda presencialidad que llegara a suspenderse se retomaría. Pero ante el riego sanitario, también es necesario evitar lo más posible la circulación.

Desde el Ministerio de Salud analizan que si bien los médicos están vacunados con dos dosis, los adultos mayores han recibido su dosis y se aumentaron las camas, aún así el nivel de ocupación de camas frutos de masivo contagio pone a los departamentos Rosario y San Lorenzo en una situación compleja.

x
Paladini flotante