POR DOS RAZONES

Trabajadores metalúrgicos confirmaron que no se adhieren al paro del 30 de abril


La discusión paritaria entre el Gobierno provincial y los gremios metalúrgicos continúa. Los trabajadores evalúan una medida de fuerza, mientras  solicitan un incremento del 20 por ciento en sus salarios sin cerrar la negociación a lo largo del año por la inflación. En este escenario, la Unión Obrera Metalúrgica detalló la situación en diálogo con la prensa.

“Estamos complicados, este plan económicos nos llevó a una grave situación”, expresó el secretario general de la UOM, Antonio Caló, sobre el panorama de los trabajadores del sector en relación con las medidas del presidente Mauricio Macri. “Los salarios no alcanzan ni para quince días”, resaltó y explicó que van a continuar “discutiendo” la oferta provincial del ocho por ciento.

Por otra parte, Antonio Donello, también secretario general de la UOM, manifestó que quieren “saber el pensamiento de los compañeros de la provincia” para ejercer un plan de lucha. Mientras tanto, deben acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, por la cual no pueden ejercer medidas de fuerza por un plazo de “15 días hábiles”.

“Estamos pidiendo un 20 por ciento y sentarnos en julio para ver cómo está la inflación para seguir negociando. No queremos cerrar todo el año porque no sabemos cómo va a terminar. La economía se está yendo de las manos, los trabajadores metalúrgicos quedamos debajo de la canasta alimentaria y vamos a pelear por eso”, culminó Donello.

En tanto, ambos secretarios coincidieron que no participarán del paro del 30 de abril. En primer lugar, porque están «dentro de los plazos legales» de la conciliación obligatoria. Y, en segundo lugar, porque apoyan a la Confederación General del Trabajo y esta «no se adhiere al paro».