el fin de una tradición

No habrá más promotoras en la Fórmula 1