Afirman que uno de cada tres rosarinos no puede renovar su contrato de alquiler