Leroux: “El bebé traía una pulserita así que pudimos identificarlo rápidamente”