El dramático relato de uno de los testigos en Puerto San Martín