PARA SUBSISTIR EN LA PANDEMIA

Taxistas fijaron una tarifa plana que va de los 150 a los 230 pesos para trabajar como delivery