TOXICIDAD

Una ciudad que no duerme por el humo: los riesgos de los incendios en las islas para la salud