DIEGO, DURÍSIMO CONTRA LA AFA