UNA DÉCADA ATRÁS

Con gol de Di María, el fútbol argentino lograba su segundo oro olímpico