LO PERDIERON DE VISTA

Un interno del Agudo Ávila se fugó arrojándose desde la ventana de un baño