TRAS TRES NOMINACIONES AL ÓSCAR

Sylvester Stallone cuelga los guantes de Rocky