VIOLENCIA SIN FIN

Diez personas irrumpieron en una casa, hicieron destrozos, robaron y la balearon