TRISTE IMAGEN

La terminal, completamente desértica y desolada: preocupación de los comerciantes por las escasas ventas