Video

Turnos espaciados, empleados sin accesorios y eliminación de diarios y revistas: el riguroso protocolo creado por peluqueros rosarinos para volver a trabajar