Dieta: el lado bueno de un permitido