COPA AMÉRICA

Brasil podría perder una pieza clave para la final: la patada karateca le costaría caro a Gabriel Jesús