Sábado trágico

Dos hombres murieron por paros cardíacos tras jugar al fútbol