TRAS DECLARAR A JERUSALÉN COMO CAPITAL DE ISRAEL

Trump encendió la violencia en Medio Oriente