TWITTER

La discusión sobre la separación entre la Iglesia y el Estado invadió las redes sociales