mundo

Una negligencia de la tripulación de un avión provocó que 30 pasajeros comenzaran a sangrar por la nariz y los oídos