MUNDIAL JUVENIL

Tiro con Arco: Rosario abrió las puertas al mundo