CUADERNOS DE VIAJE de Eduardo conforti

Emoción y recuerdo: las heridas que dejó el Nazismo en Hungría