ASESINATO DE MARIELLE FRANCO

El Gobierno brasileño asegura que las balas fueron robadas a la policía