INOLVIDABLE PARA LOS LEPROSOS

A 47 años del primer título de Newells, la vuelta olímpica en la cancha de Central