ESTREMECEDOR RELATO

“Los militares me secuestraron, me robaron y no me mataron de milagro”: la escalofriante revelación de un campeón mundial