muy flojo

¡Qué amarretes! El insólito regalo que Santos le dio a Sampaoli