ESTREMECEDOR RELATO

Quisieron matarlo para robarle en zona noroeste y un taxista lo salvó: “No soy creyente, pero estaba ahí para darme vida”