CLÁSICO ROSARINO

Maxi fue el héroe de la última alegría rojinegra y ahora buscará repetir en casa