inesperada reacción

Alberto Fernández mandó al psicólogo a un periodista y desató la polémica