¿Es necesario el ácido fólico?