NUEVA DESGRACIA

Poco más de un mes después de la trágica explosión, se incendió el puerto de Beirut