Después de las reuniones

El Fondo Monetario reconoció que es "difícil avanzar rápidamente" con la Argentina