La ANMAT prohibió la venta y comercialización de una marca de harinas por "ser productos ilegales"