ROMPIÓ EL SILENCIO

Un Messi caliente habló sin casete: "Se hizo costumbre pegarme e inventar"