crítica del crack brasileño al presidente

Dani Alves salió al cruce de Bolsonaro, quien había dicho que el coronavirus es una "gripecita"