Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos

Más de 18.000 personas han muerto por los bombardeos rusos sobre Siria