VIDEO

Con horarios reducidos y rigurosos protocolos sanitarios, las iglesias rosarinas abrieron sus puertas a los fieles