UN RESPIRO PARA EL SECTOR

A pesar de una fuerte baja en las ventas, las jugueterías rosarinas esperan con expectativas la visita de los Reyes