REPUDIO EN LAS REDES SOCIALES

Netflix metió la pata en Twitter