no se la perdonan

El Liverpool sale a buscar arqueros tras los horrores de Karius