Los factores externos que dañan los dientes