Escoliosis: Cómo detectarla en forma temprana