EL MENSAJE LLEGÓ AL CONGRESO